Fusarium de verano, aprende a identificarlo en tu césped

El fusarium de verano, también conocido como parche de verano es una enfermedad que afecta nuestro césped, principalmente las especies de Festuca Arundinacea, Raygras, Poa spp. y cuyos síntomas aparecen desde el mes de junio hasta finales de agosto y principios de septiembre, debido a que las condiciones climáticas del verano favorecen la proliferación del hongo. Aquí aprenderás a identificar sus síntomas para poder acudir a un tratamiento preventivo, o tomar medidas de manejo en caso de detectar la presencia del hongo en sus primeros estadios, para evitar la proliferación del fusarium de verano a  lo largo de todo el césped.

Patología del hongo

El hongo Magnaporthe poae es el causante de la enfermedad de nuestro césped conocida como fusarium de verano, empezando a atacar desde las raíces y coronas, hasta que finalmente vemos su sintomatología característica en el follaje, para este momento, la raíz ya se encontrará ennegrecida. El fusarium de verano se manifiesta en principio como zonas marchitas de color verde grisáceo de 4 a 6 centímetros, en estadíos más avanzados el césped empieza a presentar manchas marrón de más de 20 cm, debido a que las hojas presentan líneas oscuras negras- marrón que van a lo largo desde las coronas y raíces. Finalmente debido a que el daño en las raíces es muy grave, la planta deja de absorber agua, llegando a secarse completamente por el calor y la sequía propios del tiempo de verano.

Fusarium de verano
Raíz infectada por fusarium de verano

En algunos casos, la mancha amarilla de fusarium de verano se puede encontrar cercando un círculo verde en el césped, fenómeno conocido como ojo de rana, que se debe principalmente a la mezcla de semillas susceptibles con resistentes.

Fusarium de verano
Fusarium de verano-ojo de rana

Condiciones para la propagación del hongo

El hongo que causa el fusarium de verano se encuentra constantemente en las raíces de nuestro césped, sobreviviendo año tras año, pero no manifiesta los síntomas de la enfermedad sino hasta que las condiciones son favorables.

Entre estas condiciones encontramos:

√ Clima con alta temperatura y humedad: Siendo más agresivo cuando la temperatura. ambiente se encuentra entre 30°C y 35°C, seguida de lluvia.

√ Altas temperaturas del suelo: cuando a una profundidad de 5 cm la temperatura esta de 25°C a 30°C.

√ Suelos mal drenados o compactados, causando mala circulación de aire.

√ Suelos con pH mayor de 6.

√ Alta humedad en el suelo, en muchos casos ocasionada por riego frecuente.

√ Suelos abonados con nitrógeno alto.

√ Baja altura en el segado del césped.

También debemos tener en cuenta que la enfermedad se puede pasar de un césped a otro, por herramientas o equipos de mantenimiento contaminados, al igual que material vegetal que este infectado de fusarium de verano.

 

Manejo del fusarium de verano

Podemos hacer un control preventivo haciendo una serie de prácticas culturales que evitaran la aparición del hongo, incluyendo también el uso de fungicidas preventivos o de protección, o podemos hacer un manejo correctivo, en caso de que los efectos del fusarium de verano en nuestro césped sean muy agresivos.

Manejo preventivo

√ Tener una fertilidad adecuada del suelo, guardando pH entre 5.5 y 6.0, con la utilización de fertilizantes como el sulfato de amonio en primavera, el fertilizante se debe aplicar antes del periodo de estrés, siendo equilibrado N-P-K y no fertilizantes que sean altos en nitrógeno.

√  Airear el suelo para evitar la compactación y mejorar el drenaje.

√  Aumentar la altura de corte, para evitar lesiones en la raíz por enraizamiento superficial. Promover el crecimiento radicular, a través de riegos profundos antes de que inicie el calor de verano.

√  Sembrar variedades de semillas resistentes a la enfermedad.

√  El tratamiento con fungicidas preventivos también es una buena opción cuando la zona a presentado antecedentes de fusarium de verano, utilizando fungicidas sistémicos cuando durante 5 días consecutivos se presenten temperaturas a 5 cm del suelo superiores a 21°C. Los fungicidas casi siempre son preventivos, por eso lo mejor es aplicarlos 3 a 4 semanas antes del inicio del verano, finalizando la primavera.

Manejo correctivo

En caso de que el fusarium de verano haya hecho un daño severo en nuestro césped, la única opción que queda es resembrar, tan pronto pase el verano.

Aprende como resembrar el césped en el próximo post

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

3 respuestas

  1. puse zacate en mi patio en el paso tx . despues de motar todos los cachos de zacate del tipo san agustin, o de invierno,verano, en el mes de abril , todo iva muy bien bastante verde y muy bonito. pero lo regaba con frecuencia, y le ise como 3 cortes, ya que veia que estaba cresiendo muy bonito. para finales de mayo. le pego el hongo de parche de verano y me lo arruino bien feo, mi falla creo yo demaciada riego y temperaturas de 90f provocaron una humedad bastante fuerte que me provocaron hongo y por lo tanto se me isiero los parches mentados de verano, tabien fertilise 2 veces en un mes, posiblemente con fertlisante alto en contenido de nitogeno, aunque si es fertilizante de esta area.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estas interesado en nuestros servicios?

Consultanos o Pídenos presupuesto

estaremos encantados de ayudarte con cualquier duda que tengas

Ten en cuenta que sólo instalamos por la  zona de Cataluña
Pero el suministro del material es por todala Peninsula y Francia

¿EN QUE ESTÁS INTERESADO?

GRACIAS!

Hemos recibido tu petición

Nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible