Cuando queremos iniciar labores de mejora en nuestro jardín, lo primero que debemos tener en cuenta es el suelo del césped. Esto debido a que de la buena calidad de este, depende el adecuado y sano crecimiento de las plantas del jardín. En Jardinería del Valles, nuestro interés principal es que conozcas con que cuentas y que labores de mejora o preparación al suelo debes hacer para garantizar éxito en todas las labores siguientes a realizar en tu jardín.

Debemos hacer inicialmente una evaluación del Suelo del césped

conociendo el Suelo del césped

Lo ideal es identificar primero el tipo de suelo que tiene nuestro césped. Conociendo las características físicas como estructura y textura y químicas como pH y salinidad gracias a un buen análisis de suelos. De esta manera definiremos si nos encontramos ante un suelo del césped de alta o baja calidad.

Preparación del suelo de buena calidad

Suelo del césped de buena calidad

Cuando poseemos un suelo del césped con buena calidad agrícola, debemos realizar acciones básicas encaminadas a tener una buena siembra. Por lo tanto, si de acuerdo al análisis de suelos encontramos buenas características tanto físicas como químicas nuestras labores serán mínimas.

Para eliminar la presencia de malas hierbas, debemos tomar acción antes de sembrar nuestras semillas o instalar tepes. Para erradicar a estas molestas invasoras, inicialmente haremos una aspersión de un herbicida a base de glifosato, en una dosis de 10 L/ha.

preparacion del suelo del césped

Una vez han trascurrido unos 15 días de nuestra aplicación de herbicida, lo siguiente será hacer un pase de rotovator. Con esta labor, conseguiremos darle la estructura al suelo deseada, no muy pulverulenta ni tampoco aterronada, ademas eliminaremos las hierbas marchita que han quedado después de la aplicación.

Esta labor se debe hacer a 20 cm de profundidad y con un suelo no muy húmedo, ni muy seco. De esta forma daremos al suelo del césped una estructura granular.

abonando el suelo del césped

El siguiente paso, y clave para tener un césped saludable, es la fertilización o abonado pre siembra. Debemos garantizar al suelo un alto contenido de materia orgánica mediante un abono rico en esta. Su aplicación sera superficial a razón de 10 a 15 cm del suelo y bajo una dosis de 70 a 100 g/m².

Una vez hecho esto, ya solo queda perfilar y compactar el terreno. Simplemente  compactaremos el terreno mediante un rulo y luego daremos formas convexas, tratando de garantizar que el agua no se acumule y forme encharcamientos, dirigiéndola hacia afuera de la pradera.

¿Como preparar el suelo del césped cuando su calidad es baja?

Baja calidad del suelo del césped

Cuando tenemos baja calidad, debemos realizar labores que se encaminen a la mejora de esta. Por ello, lo primero que debemos hacer, es una mezcla de arena lavada de rio con sustrato de excelente calidad en proporciones 50:50. Luego, la mezclaremos en los primeros 20 cm del suelo.

Mejorando la calidad del Suelo del césped

Una vez hemos realizado esta enmienda, lograremos mejorar la calidad del suelo deficiente y de esta manera, realizaremos los mismos pasos que ya hemos visto anteriormente. Eliminar malas hierbas, pasar el rotovator y compactar y perfilar. Sin olvidar obviamente el aplicar el mejor abono especifico para nuestro césped.  

Suelo del césped bajo en M.O

Hecho esto podemos proceder a la siembra de nuestra plantel de césped o a la instalación de tepes. Sea cual sea la forma que escojas hay excelentes opciones para que luzcas un maravilloso jardín. Recuerda que en Jardinería del Valles, encontraras abonos, fitosanitarios, semillas y herramientas que harán de esta labor un éxito, sea cual sea el suelo del césped.

Una respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *