Arandanos para platos y postres

El arándano, que vuelve azul la lengua de los glotones, ofrece aromas profundos y un sabor a la vez dulce y agradablemente ácido.

El arándano, llamado también mirtillo, pertenece a la familia de las ericáceas y forma una pequeña mata de unos treinta centímetros de altura, con pequeñas hojas oscuras y de aspecto bastante decorativo. Es una planta frecuente en las vertientes montañosas, a baja altitud, en los bosques de coníferas y matorrales del hemisferio boreal. En los jardines requiere un suelo muy ácido para producir sus deliciosas bayas.

¿Cuándo recolectar?

De junio a septiembre, según las variedades y la altura. La recolección es más fácil porque, una vez maduros, los arándanos no se estropean y no caen del arbusto. Los frutos son primero verdes y luego de color azul muy oscuro, y desprenden un agradable aroma.

Puede cogerlos a medida que los necesite incluso algo tardíamente, pero tenga cuidado con la competencia de los pájaros. Por otra banda, si se recogen demasiado pronto, los frutos no maduran y son muy ácidos. La producción anual de un arbusto dura aproximadamente un mes, lo que representa más o menos cuatro recolecciones.

Usos culinarios

Los arándanos son deliciosos frescos, justo después de recogerlos, tal cual, con un poco de azúcar o en una ensalada de fruta. Puede comer la baya entera o en forma de salsa para acompañar la carne de caza, y también, al modo clásico, en helados y confituras. Prepare asimismo licores, vinos, almíbar, sorbetes …

En todas las regiones montañosas donde este arbusto de bayas azules puebla generosamente el sotobosque, el pastel de arándanos es un postre estival tradicional que hace brillar los ojos de los niños.

Pero sin duda, la receta estrella es la confitura de arándanos. A continuación te explicamos los pasos a seguir:

Ingredientes

  • 1 kg de arándanos
  • 800 gr de azúcar gelificante

Primer día

Aclare los arándanos con agua fría en un colador. Séquelos cuidadosamente en un paño y separe los frutos estropeados. Ponga los arándanos en una fuente. Añada el azúcar y mezcle. Cubra con film de cocina y deje macerar 12 horas en el frigorífico.

Segundo día

Vierta la preparación en el recipiente para mermelada y llévela suavemente a ebullición. Deje cocer durante 10 minutos aproximadamente, removiendo frecuentemente a fin de que los frutos no se peguen en el fondo del recipiente.

Aplaste ligeramente los arándanos con un tenedor o una espumadera para que salga el jugo. Compruebe la cocción: un poco de confitura depositada en un plato frío debe cuajarse. Quite el recipiente del fuego y guarde en frascos.

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estas interesado en nuestros servicios?

Consultanos o Pídenos presupuesto

estaremos encantados de ayudarte con cualquier duda que tengas

Ten en cuenta que sólo instalamos por la  zona de Cataluña
Pero el suministro del material es por todala Peninsula y Francia

¿EN QUE ESTÁS INTERESADO?

GRACIAS!

Hemos recibido tu petición

Nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible