La luna y la siembra del césped en otoño

¿La luna ejerce influencia sobre el crecimiento del césped en época de otoño?. En este post aclararemos esa duda. Durante siglos, los agricultores han sembrado guiándose por la fase lunar. Así,  la luna y la siembra del césped en otoño ha sido una practica popular, pero ¿Cual es la razón?.

Mito No 1. La disponibilidad de la savia en las plantas

La luna, La savia y la siembra del césped

Según este mito, la luna al ser la responsable de las mareas por la fuerza de gravedad, influiría igual en las plantas. De acuerdo a esto, la luna ejercería influencia en la savia de las plantas por ser liquida. Así se aceleraría el trasporte de nutrientes que va por la savia.  Para aclarar esto, debemos tener en cuenta dos factores:

1. El efecto de la luna en las mareas, tiene en cuenta la fuerza de gravedad y la masa de los océanos. En el caso de las plantas la masa de la savia es mucho menor, encontrándose al interior de la planta. Por lo tanto,el efecto que ejerce la luna sería mínimo.

2. La relación entre la luna y la siembra del césped es muy baja en este caso. La razón, estamos hablando de semillas, que aun no tienen tallo, ni raíz para poder desplazar la savia a lo largo de ellas.

Por estas dos razones el mito de la savia de las plantas, la luna y la siembra del césped es invalido.  Y esto aplica para el otoño o cualquier estación del año.

Mito No 2. La luz de La luna y la siembra del césped de acuerdo a la fotosíntesis

Para hablar de la luz de la luna y la siembra del césped, debemos tener en cuenta sus fases. Cada una de ellas esta dada por la  iluminación que recibe del sol, en un ciclo realizado durante aproximadamente 29.5 días. La tierra recibe el 7% de la luz solar y la luna el otro 93%. Proyectando esta luz a la tierra en menor intensidad.

Hablando de la fotosíntesis, podemos decir que varía de unas plantas a otras. Esto incluye el césped que sembramos en otoño. Para casi todas las plantas,  sus primeros estadios tiene un requerimiento de luz, de aproximadamente 80 W/m².

Cuando la intensidad de luz es 0, la planta no va a crecer, porque no puede hacer fotosíntesis. La luz que proyecta la luna, tiene una intensidad de 0.066 W/m² en las mejores condiciones y cuando hay luna llena. Por tanto, podemos concluir que es insignificante con relación a los 80 W/m² que requiere la planta en sus primeros estadíos.

Por el contrario, a menos luz puede haber el problema de proliferación de musgo en época de otoño. Y este puede impedir la germinación de las plantas sembradas por competencia.

Conclusión

Ya vimos que la luna no ejerce ninguna influencia en la siembra del césped, ni por luz, ni por fuerza de gravedad. Por lo tanto lo mejor que podemos hacer para tener un buen césped, es guiarnos por un experto para elegir el mejor momento de siembra.

 

Comparte este post

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email
Share on print

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

¿Estas interesado en nuestros servicios?

Consultanos o Pídenos presupuesto

estaremos encantados de ayudarte con cualquier duda que tengas

Ten en cuenta que sólo instalamos por la  zona de Cataluña
Pero el suministro del material es por todala Peninsula y Francia

¿EN QUE ESTÁS INTERESADO?

GRACIAS!

Hemos recibido tu petición

Nos pondremos en contacto contigo a la mayor brevedad posible